lunes, 10 de marzo de 2008

En San Mamés se ha acabado la tortilla de patatas

En San Mamés se ha acabado la tortilla de patatas; y se ha acabado por que ya no hay huevos. Ya no hay huevos a callar a esas turbas incapaces de respetar el dolor ajeno, incapaces de darse cuenta de que un asesinato es un asesinato haya las ideas o falta de las mismas que haya detrás y que un minuto de silencio son exactamente 60 segundos calladito en tu sitio y que si no te gusta, ya sabes: a la calle, que el San Mamés está rodeado de bares.-

Siento vergüenza por aquellos espectadores que no callaron, vergüenza por quienes no tuvieron huevos a hacerles callar, y vergüenza por los jugadores del Athletic de Bilbao que se mantuvieron quietos en un rinconcito mirando para otro lado vaya a ser que se les viera guardar un minuto de silencio.-

5 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Y bueno...

Ira dijo...

Estoy contigo, me pareció una vergüenza.

cruzcampero dijo...

A mi mas que vergüenza me da pena esta gente, pena porque demuestran que tienen muy poca humanidad. No puedo entender porqué una persona puede llegar a estos límites.

steinkel dijo...

Vergonzoso.

En momentos así me da asco pensar que ese es mi equipo y esa su afición. Y esa su directiva, que eso no pasaría si ellos se cuadrasen.

Lucía dijo...

Bueno, no lo justifico pero tampoco me parece extraño que a la gente le cueste imponer urbanidad. Se ha perdido esa costumbre en todos los ámbitos.