miércoles, 18 de julio de 2007

Preguntas trascendentales IV

Cuando se presenta en tu casa y sin avisar a la hora de la siesta, jodiendote la siesta y la comida (vamos que te quedas sin comer), alguien a quien NO has invitado, no te pide nada, no le ofreces nada, y luego tras varias horas de haberse ido de tu casa te echa en cara que ni un vaso de agua le has ofrecido...

Esa persona, ¿adolece de caradura o de tontería suprema?

Por que podria haberlo pedido ¿no? Que boca para pedir otras cosas SI que tuvo...

Pd Si gracias o por causa de lo que tuvo que aguantar a esa persona (y al acompañamiento) el enfermeroman no se ha ganado el cielo, que baje dior y lo vea.-

3 comentarios:

Lupo Alberto dijo...

Que se ofenda por no haberle ofrecido algo… como que no tiene cabida… lo que no tiene perdón de dios es que te haya jodido la siesta… vamos, eso es sagrado con pena de horrible tortura en la plaza del pueblo… Suerte tiene esa personilla de que no se lo hace al cachocarne que tipea estas palabras…

Necio Hutopo dijo...

Yo voto por tonteria suprema

Xtebra dijo...

Aparte de que mis amigos "respetan" mi siesta (salvo que sepan que la contrapartida es mucho mejor que estar amodorradito, tranquilo, relajado, con las cortinas ondeando con la suave brisilla...)
Lo de aparecer de repente no tiene perdon. Es una de las cosas que menos soporto desta vida. Hoy, que tenemos talefano, isnalambrico, internes y cosas desas ... y sin avisar.
Yo me hubiera hecho el sueco y pasado de abrir.