jueves, 1 de marzo de 2007

Incentivos...

Incentivos.-

¡Que me incentiven a mí! ¡No te jode!!!

6 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Y para los hombvres que, como un servilleta, trabajan desde su casa y viven solos... No hay incentivos?

Y a mi que me importa... Yo vivo en el 3er mundo... Por aca no hay de esas cosas

Burnout. dijo...

Moza: Lo siento por vosotras. Igualdad también en las horas extras y así teneis excusa para llegar tarde y no hacer nada en casa. Como hace mi mujer.
Un saludo.

glauka dijo...

Lo que me faltaba por oir (o leer pal caso da lo mismo) ... si es que ya no saben qué inventar joer ... le incentivaba yo cuando viera que la mierda se le comía y le salían ladillas hasta entre los pelos del pecho y se puede patinar sobre la roña en el parquet que ni te cuento hombre!!

Por cierto, que también hay mujeres que entonces hab´ria que incentivar, que las hay tan cochinas como los tíos, vamos que no es patrimonio por cualidad sexual ... ¡anda! ¡que lo que dicen qes que le animemos a "compartir" las tareas! Eso ya lo hacen: tu limpias, yo ensucio ;)

Xtebra dijo...

Estooo. Yo me abstendré de hacer comentarios (salvo 2 claro, que yo esté calladito sería milagro del señor).
1) A la frase de Toxcatl me repito.
2) No existe parche para la estupidez humana (por desgracia, proclamo).

Cervecerix dijo...

Ya es triste que nos tengan que dar 'incentivos' para cumplir con nuestras obligaciones. Como esto siga así acabarán regalándonos caramelos por hacer lo que DEBEMOS hacer :'(

El conspicuo Morgan dijo...

La mejor muestra de que ya por fin vivimos sin los molestos y poco rentables principios es que los incentivos los sustituyen.

Me acuerdo del clásico del pensamiento andaluz contemporáneo mío: La de cosas que se hacen con subvenciones, y la de cosas que se dejan de hacer cuando estas dejan de llegar.

Cuánta razón tenía el doctor Skinner con lo del condicionamiento.