miércoles, 7 de marzo de 2007

Estoy empezando a contar

Queridas mias, queridos mios... estoy empezando a contar a la familia de mi madre esos "maravillosos años" que pasé a su lado; lo cierto es que solo lo he contado a un hermano de mi madre, pero se positivamente que contandoselo a él no me dejo a nadie (y el mismo lo reconoce, no os vayais a pensar) pero es mi tio, nos queremos, y a el se lo perdono todo (o casi todo).-

Creo que contarlo es parte imprescindible de la lucha contra esos demonios que me "injertaron" golpe a golpe.-

Por el momento, unicamente escucha; la verdad es que tampoco necesito mas.-

8 comentarios:

Burnout. dijo...

Muy seguramente descubrirás por su reacción: Que ellos JAMAS han sido conscientes de hacerte daño. Porque pensaban que era lo correcto.
O bien te responderán con evasivas, lo cual significa que fueron plenamente conscientes de lo que hacían y que además aunque sabían que estaba mal, continuaron.
Ya me pasó con mi madre y o bien es más tonta de lo que yo pensaba o bien es la mejor actriz de Hollywood, porque no ha sido consciente de ninguno de mis problemas desde que nací hasta que pude hablar con libertad con 25 años.
Un saludo.

Necio Hutopo dijo...

A los demonios internos hay que contarlos... Sí, pero sobre todo enfrentarlos con sus origenes... Sòlo asì podemos, por fin, terminar de asimilarlos

glauka dijo...

Aprovecha la catarsis, no todo el mundo se ofrece a ello.
Y suerte, mucha suerte.
¿A dónde te mando el camión de kleenex?

Xtebra dijo...

Es una gaita tener cicatrices en el corazón. Lástima que no se curen como otras heridas.
En todo caso recuerda siempre estas 2 frases que quizas que te ayuden.
1. "la familia no puedes escogerla, los amigos si" (reiterado hasta la saciedad por mi hermana para que no me relacione con gente chunga, pero se va enterar porque pienso llevar a comer a una gótica o una punki (cuando encuentra a alguna y me haga amigo de ella) solo por ver que cara pone)
2. "Tu no eres de mi familia". Esta es una frase muy usada por una amiga cuando desea tocarle las narices a su señor esposo.
Tambien usa la variante "El es de mi familia, tu no" cuando tiene que regañar a padre e hijo al mismo tiempo.

Halo dijo...

cada vez me alegro de no haber tenido familia cerca .... y para la qeu teníamos eramos non gratos así que.... ufffffffff menudo alivio...

Burnout. dijo...

Como dice Pimkie: Cuantos tontos y tan pocas balas...
A veces dan ganas de ir al registro civil y renegar de los apellidos.

Un saludo

campanilla dijo...

a veces, tan solo el hecho de sentirnos escuchados ya puede ser un gran paso

glauka dijo...

¿Cómo va la cosa?