lunes, 16 de octubre de 2006

Reflexiones mañaneras

Esta mañana, mientras acudia al trabajo, he escuchado que ya, por fin, esta muchacha sale de la cárcel. Tambien contaba Pablo Motos, que esta muchacha ha padecido lo que se llama desgracia encadenada: tuvo un dolor de muelas tremendo durante la boda, se empachó en el banquete y tuvo que ser atentida en urgencias en su noche de bodas, y cuando se va de luna de miel, le pasa esto.-
Bueno, a partir de aquí, solo puede mejorar...

18 comentarios:

José Antonio Palomares dijo...

Puede que no, quizá se quede embarazada y entonces sí sabrá lo que es el infierno.

toxcatl dijo...

Jose Antonio ¡que animos das!

churra dijo...

Moraleja , no te cases , que luego te pones nerviosa en la luna de miel y se te van cayendo las balas del bolso . (lo del detonador si que me intriga teniendo en cuanta la profesion de esta mi pobre ).

Besos .

(sin coña ahora , que venga peor ya)

Halo dijo...

esta muchacha estaba en méxico... tu has visto lo que hacen allí??? y sigues queriendo ir????

Eulalia dijo...

Tiene aspecto de niña frágil.
No parece haber convivido con su chico antes de la boda.
Mmmmmmmmmm, creo que aún puede empeorar, pobre.
Un beso

guitape dijo...

Yo espero que vuelva lo antes posible.
Besos
Guitape

super_flow dijo...

Madre mía, qué miedo...no sé si temer más a las mafias mexicanas que se la han jugado a esta niña o a las funcionarias del ayuntamiento de Aldea de Arce...tú ya me entiendes guapita.

Ros dijo...

coño me estoy perdiendo algo!!! de la aldea!!! aysss que nervios

toxcatl dijo...

Flow, no subestimes a las funcionarias, yo siempre he pensado en la conexion aldea.es - aldea.mx

José Antonio Palomares dijo...

Toxcatl, tener un niño es maravilloso si sobrevives a los (infernales) dos primeros meses.

toxcatl dijo...

Eso dependerá de cada una; las hay que ni se enteran, las hay que no paran de sufrir... asi que no me generalices, sobre todo tú que no lo vas a sufrir en tus carnes.-

José Antonio Palomares dijo...

Me temo que este es uno de esos casos en los que sí se puede generalizar. Una vez nacido el rorro, que hasta ahí sí que hay diferencias -una puede tener náuseas, otra no, una pare sin epidural y sin sufrir, otra se retuerce-, tu vida se convierte en algo muy duro. Sin excepción.
Porque tu rutina cambia de arriba a abajo, duermes poco -muy poco-, estás cansado, la mitad de las cosas que pasan no las entiendes, la otra mitad te aterroriza, en cambiar un pañal tardas veinte minutos, no tienes horas en el día para hacer todo lo que hay que hacer y además tu bebé sencillamente no te ofrece ningún consuelo que te estimule excepto dormir y abrir la boca (y te aferras a estos actos desesperadamente). Tú das mucho y el bebé sólo está. Y sobre todo estás agotado porque duermes cuatro horas y ni siquiera son seguidas. Créeme, los dos primeros meses son un infierno.
La parte buena es que terminan. Y que se olvidan muy pronto, porque tú duermes más, tienes más pericia para hacer las cosas y por tanto tardas menos, entiendes lo que le pasa al niño y no te angustias por cada quejido y tu niño empieza a sonreír. Y de pronto todo es tan maravilloso que puedes explotar de alegría.
Pero los dos primeros meses se hacen durísimos.

toxcatl dijo...

Y con esto se demuestra que, cualquier cosita, con tal de llevar razón... Y que, insisto, tambien hay bebés qeu, como dicen en mi pueblo "nacen criados"; es decir, que no dan un gritito en toda la noche, qeu ya desde recien nacidos duermen diez horas del tirón y que si no están a punto de morir de inanicion no dicen ni media (y conozco casos de primera mano, no por referencias).-

José Antonio Palomares dijo...

Bueno. Para ti la perra gorda.
Espero no haber ofendido, pero daba mi opinión. De primera mano porque es mi experiencia.

toxcatl dijo...

¿ofender? no; a demás nunca censuro en mi blog.-

Pero hay dos cosas que me molestan especialmente:
- que haya quien de su opinion generalizando (por que se meten cosas en un mismo saco que no son iguales ni parecidas)
- que alguien que es evidente que no va a morir de parto venga a darme nociones de lo incomodo que puede ser todo lo relacionado con tener hijos, su crianza, la opcion de no tenerlos, etc etc etc.-

En cualqueir caso, insisto, no me has ofendido.-

José Antonio Palomares dijo...

Bueno, sé que no debería contestar porque es inútil, ya dicen que sólo un idiota discute por internet, pero vaya, no puedo evitarlo porque me parece que se han malinterpretado mis palabras. Así que las aclaro y prometo no volver a contestar.

Las generalizaciones: existen. Se llaman hechos. Hecho: los primeros meses de vida de un recién nacido duermes menos. No existen los niños recién nacidos que duermen diez horas seguidas, lo siento. El horario de toma de leche es, dependiendo del médico, según un horario fijo -al principio cada tres horas, incluyendo las noches- o a demanda, osea, cuando el niño se despierte. Excepto si han pasado cinco horas, que entonces tienes que despertarle. Es verdad que esta etapa se olvida y si le preguntas a la gente meses después es como si no hubiera existido y ha dormido siempre del tirón y no había problemas para darle la teta, que la cogió desde el primer día. La memoria es frágil y misericordiosa, afortunadamente. Estoy en edad de tener niños -he tenido una hace veinte meses- y todos mis amigos están teniendo niños. Y los primeros meses se pueden llevar mejor o peor y que lo soportes más o menos, pero son duros (véanse los comentarios anteriores para ver por qué). Igual calificarlo de infierno es excesivo, pero no es el camino de rosas que nos pintan en los cuentos. En cualquier caso todo esto nace de un comentario jocoso sin más importancia que esa, el buscar echarse unas risas. Veo que he fracasado; no sé si he tocado un tema delicado. Si es así, vuelvo a pedir disculpas.

Dar nociones: yo no vengo a dar nociones de nada. Me has dicho que qué ánimos das y yo he contestado por qué me parece que los primeros meses de ser padres son duros. También he dicho las cosas que me parecen estupendas de los niños. Decir que no puedo opinar porque no puedo sufrir el parto me parece fuera de lugar, porque yo no hablo del parto, sino de los sesenta días siguientes, en los que yo puedo estar tan implicado como mi mujer, excepto en la alimentación del niño. Mii niña es lo mejor que me ha pasado en la vida, pero los dos primeros meses fueron agotadores.

Pero no me creas si no quieres, por supuesto. Ahora, vaticino que cuando tengas un niño te acordarás de este intercambio de opiniones. Y pongo un smiley, que parece una amenaza y no lo es :-)

Fin por mi parte.

toxcatl dijo...

Está claro que estoy rodeada de gente de otra corriente de crianza de los hijos que no les obliga a comer si no tienen hambre, por ejemplo. Corriente que suscribo totalmente.-

Que me acordaré de algunas cosas que me dices... no creo; me acordaré mas de otras muy parecidas que me dice la madre de mi ahijado y es que soy asi de cabezota: prefiero las cosas de primera mano y no desde la barrera.

Quien imagino que se acordará de lo que dices será el que sea padre de mi hijo o hija que, si sigue vigente, leerá ete blog y tus comentarios.-

Y no te digo que no puedas opinar, te digo que no me gusta que me vengan a enseñar cosas cuando solo puedes tener una vision periférica.-

Por cierto, gracias por tus reiteradas visitas, esta claro que a ti tambien te gusta enzarzarte incluso por internet; ya sabes donde esta mi blog.-

guitape dijo...

Bueno.......
Pero que vuelva pronto.
Saludos
Guitape