jueves, 9 de marzo de 2006

La cascarra

Imagino que quien mas quien menos tiene (sufre) a compañeros de trabajo, estudios, beca que son de esas personas que no paran de hablar, que enlazan una conversacion con otra, que les dices que eso ya te lo han dicho y te lo repiten tres veces mas por si acaso...

Bueno, yo al menos tengo a una (censada). Esta mañana, en menos de diez minutos me ha repetido como diez veces que habia una oferta de viaje para el puente del dia del padre, semana santa y no se que mas para un albergue nosedonde y que si me interesaba. Le he dicho como otras tantas veces que ya lo habia visto y que me lo estaba pensando. En ese momento ha sonado el telefono y era para mí con tan buen tino que mientras mi interlocutor y yo intentabamos comunicarnos la moza se ha dedicado a hablar sin parar, lo que me ha provocado dos cosas: un cabreo monumental y un tremendo dolor de cabeza.-

Con esta simpatia que me caracteriza, he colgado el telefono y le he dicho:
"- Joder hija, pero que cascarra eres."

La colega ni ha pestañeado y se ha ido a difundir por el resto de la oficina la ofertita de las narices. Manda webos, por que lo cierto es que su trabajo (cualquiera que este sea, ya que es una de esas personas que ni dios sabe lo que hace) esta aun sin hacer desde el lunes (o mas).-

Y en ese momento ¿que haces?

A dia de hoy he valorado desde mandarla a la mierda directamente (a ver si asi se da por aludida) o ignorarla por completo (tarea completamente imposible por dos motivos: no calla nunca y tiene un "pito" al hablar que la madre que la pario).-

Me voy a ver el Camera Cafe a ver si me dan ideas...

2 comentarios:

ma´heona´e dijo...

La verdad es que ignorar a alguien así es muy difícil.

Conociéndome ya le hubiera soltado alguna bordería. El problema es que esa gente no se suele dar por aludida...

melonaforever dijo...

Haz lo que hace homer simpson...ponte a pensar cualquier cosa mirandola fijamente a los ojos, asintiendo de vez en cuando...si no tienes tiempo para pensar en algo, ese es el momento jejejeje...

Y si no puedes siempre puedes soltarle un educado ¡QUE TE CALLES COÑO! jeje

Besitos