lunes, 6 de febrero de 2006

contentar a un intransigente

Todos conocemos a una persona (ese tio, primo, abuelo, tioabuelo, hermano, amigo, vecino, conocido) que no transige con nada, con quien es dificil tratar, que todo le sienta mal, que no aguanta ni un comentario jocoso ni una sugenrencia, que no admite ni una broma por muy bienintencionada que esta este, les da igual la buena intencion o intencionalidad del interlocutor: ante el mas minimo atisbo de discrepancia con sus opiniones, visiones de la vida, y deseos, montan la de dios. No sirven ni la disculpa ni la promesa de que no volvera a repetirse, no es suficiente: su perdon requiere mas, mucho mas.-

Pero ¿que es ese mas? ¿La humillacion publica del ofensor? ¿Su escarnio publico?

Nunca contestan a la cuestion que plantea el supuesto ofensor:
¿como puedo resarcirte?

Nunca hay alternativa, y nunca se sabe la manera de contentarlos de que olviden esa "afrenta" que no es tal de manera que el pobre ofensor se siente desconcertado, desorientado, alucinado y con la sensacion de que cualquier cosa que haga unicamente servira para empeorar la situacion.-

Bien, en la supuesta "familia" que es la comunidad internacional, esa figura la ocupan los extremistas islamicos.

Les molesta profundamente la publicacion de las viñetas representando a Mahoma, pero no tienen en cuenta la intencion o intencionalidad de quien las ha dibujado, les da igual que esa persona no pertenezca ni a su cultura, ni a su religion, ni a su ambito de influencia: exigen un cumplimiento de los preceptos supuestamente coranicos (dudo mucho que el Coran diga realmente lo que muchos extremistas afirman que dice) alla donde abarca su vista.

Ciertamente, el Coran regula muchisimos aspectos de la vida ordinaria, tambien lo hace la Torah de la misma manera que lo hace el Evangelio de los cristianos (por poner varios ejemplos) pero esta claro que la epoca en la que se escribieron estas directrices para la vida ordinaria no es la misma epoca en que vivimos ni los condicionanes sociales y mundiales eran los mismos que los actuales.

Ninguno de estos señores ha valorado que tal vez haya que revisar la literalidad de las palabras contenidas en dicho libro, que no puede ser que a dia de hoy se promuevan y mantengan cosas tales como que cualquier espabilado pueda emitir un mandato con valor de ley (fatua) y con el mismo ambito de aplicacion que la carta de los derechos del niño, por ejemplo.-

Y en virtud del supuesto contenido de dicho libro, estos señores exigen (que no piden) que se respeten y observen sus preceptos aunque no se pertenezca a su religion; exigen (que no piden) que se les respeten sus particularidades culturales, religiosas, y de comportamiento; exigen (que no piden) que les acogamos en nuestras sociedades tal como son, en la mayoria de los casos sin ningun esfuerzo de integracion por su parte.

No proponen alternativas, no tienen otra opcion que la violencia.-

No tienen en cuenta que esta actitud les perjudica a ellos en tanto grupo religioso que son, perjudica a aquellas personas que profesan su misma religion pero que tienen la suficiente cordura como para saber como afrontar este tipo de cosas, y perjudican a aquellas comunidades que tienen, necesariamente, que convivir con ellos.-

Imponen su modo de pensar, actuar, su modo de vida, su concepcion del mundo, todo, al resto del mundo; y, ante eso, lo unico que se les ocurre a los supuestos ofensores es preguntarse:

¿como podemos contentar a un intransigente?

De ninguna manera, por que el intransigente lo que desea es mantener en su memoria y en la memoria colectiva esa afrenta irrecuperable, ese momento en que paso a ser victima de aquella afrenta tan grave que le han infligido con una actuacion que, con toda seguridad, el tambien realiza en su vida ordinaria.

Lo que no podemos obviar es que estos señores puristas de su religion no dudan en hacer chanza con toda religion que se les cruce por delante bien en sus publicaciones religiosas bien en sus publicaciones civiles; que ellos mismos son tambien autores de la actuacion que estan denunciando en otros.

¿O es que si lo hacen ellos esta bien y si lo hacen los demas es un quasidelito?.-

1 comentario:

La wonder dijo...

Esto si que tiene gracia...

http://www.informativos.telecinco.es/caricatura_mahoma/periodico_danes/comic_jesucristo/dn_19849.htm